Outsourcing como mejor alternativa a tiempos de incertidumbre

Inicio / Centro Especial de Empleo / Outsourcing como mejor alternativa a tiempos de incertidumbre
externalización de servicios y outsourcing

Los tiempos de incertidumbre, como el que estamos viviendo, conllevan cambios en las empresas. Muchas buscan optimizar sus recursos y reducir costes y el outsourcing puede ser la solución que buscan. En este post te contamos por qué es una buena opción y qué ventajas aporta.

Según el Barómetro de Empresas de Deloitte solo el 13% de las empresas externaliza alguna de sus funciones y los principales retos a los que tienen que hacer frente las organizaciones son los siguientes:

– Necesidad de adaptarse de manera rápida a las nuevas tecnologías.

– Escalabilidad de soluciones de negocio

– Ciclos de negocio reducidos

– Internacionalización

– Crecimiento inorgánico

– Escasez de perfiles especialistas

La crisis derivada del coronavirus ha supuesto muchos cambios en las empresas que se han planteado numerosas dudas: ¿Qué hacer cuando los empleados deben trabajar desde casa?, ¿Qué gestiones debo realizar para incluirlos en un ERTE?, ¿Qué obligaciones laborales tengo en relación al teletrabajo? Las respuestas a todas estas dudas las dan las empresas de outsourcing.

¿Qué ventajas aporta el outsourcing en tiempos de incertidumbre?

La externalización de servicios, tareas o procesos en las empresas aporta diversas ventajas a las organizaciones que la implantan y que son las siguientes:

– La empresa se podrá centrar en el negocio y desarrollarlo, mientras delega tareas en expertos.

– Precisamente la especialización de las empresas de outsourcing facilita un trabajo rápido y sin errores. La externalización de servicios permite a las organizaciones encontrar y contratar a profesionales expertos en áreas muy específicas, como por ejemplo, el área laboral.

– Mejora en la calidad de los servicios debido a la experiencia y especialización de los profesionales que se contratan.

– Las organizaciones podrán hacer frente a picos de trabajo en los que tengan que atender una gran demanda de sus productos y servicios debido a la estacionalidad o a otra circunstancia.

– La externalización de servicios permite, además, adaptarse más rápido a los cambios que se producen en el mercado cada día, de manera que no se pierde competitividad. En este sentido, debido a la crisis provocada por el coronavirus las empresas necesitan ser muy eficientes en cada proceso que realizan y la externalización de servicios permite delegar en profesionales ágiles y flexibles.

– Otra de las grandes ventajas de la externalización de servicios es la garantía de que se cumplirán todas las exigencias de la normativa aplicable, de manera que se evitarán revisiones, inspecciones o sanciones de las autoridades competentes.

– En relación con lo anterior, es importante destacar que también se podrá cumplir con las exigencias de la Ley General de Discapacidad puesto que, las empresas con 50 o más trabajadores, tienen la obligación de que el 2% de los puestos de su plantilla esté ocupado por personas con discapacidad. Esta obligación, se puede cumplir bien mediante la contratación directa de personas con discapacidad y en su defecto, mediante la aplicación de las oportunas Medidas Alternativas,  al señalar la normativa  en el artículo 42.1 de la Ley General de las Personas con Discapacidad, que de manera excepcional, las empresas públicas y privadas podrán quedar exentas de esta obligación de forma total o parcial siempre que el empresario aplique las medidas alternativas que se regulan en el Real Decreto 364/2005 de 8 de abril, el cual indica en su artículo 3,  la posibilidad de acudir o utilizar , entre otras, las siguientes vías de actuación:

o Contratación directa de personas con discapacidad.

o Contratación de un Centro Especial de Empleo que preste servicios, como por ejemplo los de asesoría empresarial y los de asesoramiento laboral y social.

o Contratación de un autónomo que sea una persona con discapacidad.

En definitiva, la contratación de empresas ligadas a la economía social como son los Centros Especiales de Empleo, que presente servicios  de outsourcing, podrán  ser la palanca de cambio hacia la transformación e innovación de los negocios para muchas empresas, ligando esta prestación de servicios, al ámbito de la Responsabilidad Social Corporativa; también  para algunas grandes empresas, esta tipología de externalización de servicios, ayudaría a  cumplir con los criterios que se establecen en las memorias anuales, que se deben de presentar ante el Registro Mercantil, ligadas a la información no financiera de las empresas.

¿Qué tipos de externalización de servicios se pueden realizar?

En las empresas existen multitud de áreas o procesos que se pueden externalizar, a continuación, te damos algunos ejemplos:

Externalización total o parcial. Se puede externalizar una tarea, por ejemplo, la elaboración de las nóminas, o un proceso completo, por ejemplo, la contratación de personal.

Externalización por áreas. Las empresas de outsourcing prestan servicios en diversas áreas como administración, laboral, legal o compliance, entre otras. En los tiempos de crisis que estamos viviendo se han externalizado muchas tareas relativas al área laboral de las empresas: gestión de ERTEs, adaptación a cambios legislativos constantes, aspectos legales del teletrabajo etc.

Externalización según el tipo de contratación. Las compañías que contraten servicios de outsourcing podrán hacerlo en base a diversas modalidades:

o Contratación de personal residentes por plazos de tiempo indefinidos.

o Contratación para un proyecto, servicio o tarea determinada.

o Contratación en base a un número de horas mensuales.

La clave es que las empresas de outsourcing trabajan bajo demanda y pueden adaptarse a cualquier circunstancia o necesidad puntual.

¿Qué debes considerar para contratar una externalización de servicios?

La contratación de empresas de outsourcing conlleva un proceso de selección en el que se deben considerar aspectos como los siguientes:

– Debe tratarse de una empresa flexible que se pueda adaptar al crecimiento de tu negocio y a los cambios que pueda haber (fusiones, cierres etc.).

– La empresa de outsourcing, además, debe generar confianza a través de la transparencia en cuanto a las gestiones que realiza, la información constante al cliente y la ayuda en la toma de decisiones.

– El conocimiento del área especifica y de la regulación que le afecta, es fundamental para que la externalización tenga éxito. Pide referencias y busca a otros clientes que hayan utilizado el servicio para conocer su opinión.

En definitiva, el outsourcing es una gran herramienta para que las empresas puedan seguir compitiendo en tiempos de crisis, cumplan con la legislación y den a sus clientes lo que necesitan.

Si crees que tu empresa necesita externalizar servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Compartir:

Deja un comentario