¿Conoces las obligaciones fiscales de una empresa?

Inicio / Actualidad normativa / ¿Conoces las obligaciones fiscales de una empresa?
servicios de outsourcing de CEE para las obligaciones fiscales de una empresa

Crear una empresa requiere cumplir una serie de obligaciones fiscales y legales que dependerán del tipo de empresa que se cree y de cómo se desarrolle la actividad, entre otros factores. En este post te contamos cuáles son las obligaciones fiscales de una empresa para que las conozcas y las cumplas en tiempo y forma.

Obligaciones fiscales de una empresa antes de comenzar su actividad

Cuando una empresa inicia su actividad debe cumplir la obligación de darse de alta en Hacienda y en el Impuesto de Actividades Económicas. El alta en Hacienda se hace mediante los Modelos 036 o 037 y el alta en el IAE, para el caso de empresas que deban pagarlo, se realiza mediante los Modelos 840 y 848.

Si se trata de sociedades mercantiles deberán presentar el Modelo 600 para pagar el ITP en su modalidad de Actos Jurídicos Documentados.

Obligaciones fiscales de una empresa una vez iniciada su actividad

Una vez que la empresa se ha dado de alta en el censo de Hacienda deberá cumplir las siguientes obligaciones tributarias:

  • Presentar trimestralmente el Modelo 303 relativo al IVA y anualmente el modelo 390 que es el resumen anual del IVA. Están sujetas al IVA las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el territorio de aplicación del impuesto.
  • En el caso en que se trate de una sociedad deberá presentar el Impuesto sobre Sociedades que grava la obtención de renta por parte de sociedades y otras entidades que residan en territorio español. Para este impuesto se hacen ingresos a cuenta trimestrales mediante el Modelo 202 y una declaración anual del impuesto mediante el Modelo 200.
  • En el caso en que se trate de autónomos, sociedades civiles y comunidades de bienes, deberán presentar los Modelos 130 y 131 para los pagos a cuenta del IRPF y la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o Modelo D100 una vez al año.
  • Si la empresa realiza pagos con retención (por ejemplo, puede ser que haya externalizado servicios como el de compliance con profesionales independientes, o que haya contratado empleados), tendrá que ingresar las retenciones realizadas mediante los Modelos 111 y 190.
  • Si la empresa ha realizado operaciones con terceras personas o entidades con un importe superior a 3.006 euros, deberá presentar el Modelo 347.
  • Dependiendo de la actividad que desarrolle la empresa podría tener que presentar otros impuestos como:
    • Los Impuestos Especiales de Fabricación.
    • El Impuesto Especial sobre la Electricidad.
    • El Impuesto Especial sobre el Carbón.
    • El Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte.
    • El Impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica.
    • Impuesto sobre la producción de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos resultantes de la generación de energía eléctrica
    • Impuesto sobre el almacenamiento de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos en instalaciones centralizadas
    • Impuesto sobre los gases fluorados de efecto invernadero
    • Impuesto sobre el Valor de la Extracción de Gas, Petróleo y Condensados

Obligaciones fiscales una vez que la empresa finaliza su actividad

En el momento en que la empresa cesa en su actividad deberá hacer dos gestiones, desde el punto de vista fiscal:

  • Darse de baja en el censo de empresarios y profesionales de Hacienda mediante el Modelo 036 o el 037.
  • Darse de baja en el Impuesto de Actividades Económicas en el plazo de un mes desde que termine la actividad de la empresa. En el caso en que la empresa tenga que pagar IAE la baja se realiza mediante los Modelos 840 o 848 y, en caso contrario, bastará con los Modelos 036 y 037.

¿Cómo cumplir a tiempo con las obligaciones fiscales de una empresa?

La falta de presentación de las declaraciones de impuestos que hemos visto o la presentación fuera de plazo puede suponer la imposición de sanciones y recargos por parte de Hacienda que podrían llegar a afectar a la liquidez de la empresa. Para evitar errores es recomendable externalizar el servicio con profesionales expertos en temas fiscales.

Además, si contratas la externalización de la asesoría fiscal con un Centro Especial de Empleo estarás cumpliendo con la Ley General de Discapacidad. Esta ley establece la necesidad de reservar el 2% de los puestos de la plantilla de las empresas de más de 50 trabajadores para personas con discapacidad. En determinados supuestos la ley permite, siempre que se cumplan una serie de requisitos, solicitar un certificado de excepcionalidad y contratar a un CEE.

En definitiva, contratar a un CEE para cumplir con las obligaciones fiscales de una empresa te permitirá, no solo ayudar a personas con discapacidad, sino también cumplir con la reserva legal a favor de las personas con discapacidad y presentar las declaraciones de impuestos a tiempo, sin errores y optimizando, además, tu carga fiscal.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Compartir:

Deja un comentario