Impulsa la RSC de tu empresa contratando a un CEE

Inicio / Centro Especial de Empleo / Impulsa la RSC de tu empresa contratando a un CEE
impulsa la rsc de tu empresa

¿Quieres posicionar tu empresa como una compañía con valores? La RSC está cada día más presente y las empresas cada vez trabajan más para lograr una buena imagen y posicionarse como empresas con ética, que se preocupan por la sociedad y reinvierten en ésta parte de sus beneficios. En este post te contamos cómo elaborar un plan estratégico de RSC para tu empresa y la importancia que puede tener en la RSC la contratación de un Centro Especial de Empleo (CEE).

Ventajas de un plan estratégico de RSC

La RSC está, como decíamos, de moda, pero ¿Conoces las ventajas de elaborar un plan de responsabilidad social corporativa? Son las siguientes:

  • Mejora del ambiente de trabajo. Cuando los empleados se identifican con los valores de la empresa, aumenta su motivación, la relación entre ellos mejora y se incrementa la productividad.
  • Fomento de la innovación. Las personas que forman los equipos estarán, como decíamos antes, más motivadas, por lo que tendrán ideas más creativas e innovadoras.
  • Atracción de talento. Los potenciales empleados de la empresa verán de forma positiva que los beneficios obtenidos por la compañía se reinviertan en la sociedad y la compañía atraerá talento.
  • Incremento de la fidelización y confianza de los clientes. Una empresa que trabaja su RSC y aplica sus valores a su actividad diaria genera confianza en sus clientes que se mantendrán fieles a lo largo del tiempo.
  • Respeto al medioambiente. Tener un plan de responsabilidad social corporativa significa, entre otros aspectos, tomar medidas que protejan el medioambiente, reduzcan los residuos y hagan que la empresa sea más sostenible.

Pasos a seguir para elaborar un plan estratégico de RSC

Un plan estratégico de RSC debe establecer los puntos clave para que la gestión de la empresa respete sus valores en relación a las personas, a la sociedad y al medioambiente. Para elaborarlo, se pueden seguir los siguientes pasos:

  • Análisis de la situación de partida. Para conocer esta situación, vas a tener que ver qué efectos tiene la empresa en sus propios trabajadores, en la sociedad y en el medioambiente que la rodea. Además, tendrás que ver qué acciones de RSC se han realizado hasta el momento y qué están haciendo empresas de la competencia.
  • Establecimiento de metas a alcanzar. Tendrás que pensar en qué metas deseas alcanzar a corto, medio y largo plazo con las acciones de RSC que realices.
  • Fijación de las acciones a ejecutar. Cuando tengas claras las metas podrás definir las acciones a realizar. Es importante que fomentes la participación de los empleados para que se sientan parte de la empresa. Por ejemplo, puedes proponerte las siguientes acciones:
    • Reducir en un % los residuos de plásticos que produce la empresa en un plazo de X meses.
    • Apoyar a una causa solidaria de una ONG.
    • Contratar a un Centro Especial de Empleo para fomentar la incorporación al mercado de trabajo de personas con discapacidad.
    • Disminuir el consumo de energía eléctrica en la empresa.
  • Elaboración del plan estratégico de RSC. Es el momento de crear un plan de responsabilidad social corporativa en el que figuen los objetivos, las acciones a realizar, el plazo de tiempo en el que se van a hacer, las personas responsables de la ejecución y la forma en la que se van a medir los resultados alcanzados.
  • Ejecución del plan. Una vez que tengas el plan tendrás que ponerlo en marcha y medir los resultados que obtengas para saber si estás alcanzando las metas fijadas o no, y por qué.
  • Elaboración de una memoria de RSC. En la memoria tendrás que indicar todas las acciones de RSC que has realizado, cómo se han hecho y qué resultados se han obtenido. La memoria podrá darse a conocer a clientes y otros terceros, por ejemplo, a través de la web corporativa o de las redes sociales.

¿Por qué la contratación de un CEE puede impulsar tu plan de responsabilidad social corporativa?

Si tu empresa tiene 50 o más trabajadores, como ya sabrás, el 2% de los puestos de la plantilla están legalmente reservados a personas con discapacidad, por aplicación de la LGD. Existen varias formas de cumplir con la ley, una es contratar de forma directa a personas con discapacidad y otra es solicitar un certificado de excepcionalidad y proponer medidas alternativas, como la contratación de un Centro Especial de Empleo.

La contratación de un CEE no solo te permitirá cumplir con la ley y contribuir a la formación e inserción en el mercado de trabajo de personas con discapacidad, sino que te ayudará a acceder a servicios de valor, como los que ofrece ELKAR, enfocados al asesoramiento de empresas.

Por lo tanto, contratar un CEE te ayudará a impulsar las acciones de RSC de tu empresa enfocadas en ayudar a personas que tienen una discapacidad y que encuentran dificultades para lograr un puesto de trabajo en condiciones de igualdad.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Compartir:

Deja un comentario