Cómo realizar la integración de personas con discapacidad en el ámbito laboral

Inicio / Integración laboral / Cómo realizar la integración de personas con discapacidad en el ámbito laboral
Integración de personas con discapacidad en la empresa

Desde hace tiempo las empresas no se centran solo en su propio beneficio económico, sino en potenciar su responsabilidad social corporativa y en aportar beneficios a la sociedad en la que desarrollan su actividad. Uno de los aspectos que puede ayudar a impulsar la RSC es la integración de personas con discapacidad en el ámbito laboral. En este post queremos hablar de cómo hacerla para que sea un éxito y evitar errores.

Para las personas con discapacidad es fundamental alcanzar una autonomía económica, por lo que tener un empleo es una forma de fortalecer su confianza y mejorar su vida. Existen muchos aspectos que influyen en la integración de personas con discapacidad en el trabajo: la normativa aplicable, las acciones de las empresas tendentes a facilitar la integración y la formación y habilidades de las personas con discapacidad.

Además de todo lo anterior, no podemos olvidar que la Ley General de Discapacidad regula la reserva del 2% de los puestos de la plantilla a favor de las personas con discapacidad, en las empresas de 50 o más trabajadores. Esto supone la necesidad de aplicar todos los instrumentos necesarios para la contratación e integración de personas con discapacidad.

Claves para la integración de las personas con discapacidad en la empresa

La integración de las personas con discapacidad en la empresa requiere un trabajo en el que la empatía y la habilidad de entender las necesidades de estas personas son esenciales.

Las claves que puedes seguir son las siguientes:

  • Evita los prejuicios. Muchos de los problemas que se derivan de la integración de personas con discapacidad en el ámbito laboral están relacionados con los prejuicios. Algunas de los consejos que se pueden seguir para evitarlos son los siguientes:
    • Ponte en su lugar y respétalos.
    • No los trates como niños.
    • No pronuncies frases compasivas.
    • Si van con acompañante no te dirijas al él sino a la persona con discapacidad.
    • Demuestra comprensión.
    • No prestes ayuda sin consultar antes.
  • Conciencia a tus empleados. Informa a tus trabajadores sobre la forma de ayudar a la integración de las personas con discapacidad. Puedes organizar cursos en los que se explique la situación de estas personas y la forma de actuar para que se integren lo mejor posible en la empresa.
  • Realiza entrevistas de trabajo adaptadas. La selección de la persona discapacitada adecuada para cada puesto es la clave para que se integre rápido y con facilidad. Para la entrevista, te en cuenta que el lugar sea accesible y que no haya obstáculos físicos. Durante la conversación con el entrevistado no te centres en la discapacidad, utiliza un tono de voz normal, ten paciencia a la hora de hablar y escuchar y si no entiendes algo pregunta.
  • Haz accesibles todas las instalaciones. Es fundamental que en el centro de trabajo no existan barreras arquitectónicas. Se pueden tomar medidas como:
    • Sustituir escaleras por rampas o ascensores
    • Adaptar los aseos para que se pueda entrar con una silla de ruedas.
    • Reservar plazas de garaje para personas con discapacidad.
    • Habilitar espacios en zonas comunes como comedores y salas de reuniones para personas con discapacidad.  
  • Adapta el puesto de trabajo. El puesto de trabajo también deberá adaptarse a las necesidades concretas de la persona que lo vaya a ocupar, tanto en cuanto a mobiliario, como a material y a programas informáticos, por ejemplo.
  • Facilita el seguimiento. Desde el primer día, es aconsejable que se le asigne a la persona con discapacidad otra persona que la apoye en lo que necesite y la oriente, sobre todo durante las primeras semanas.
  • Aporta formación. La formación en nuevas habilidades permitirá a las personas con discapacidad no solo integrarse mejor en la empresa sino también progresar, ascender, adquirir nuevas habilidades y experiencias.
  • Impulsa la comunicación. Algunas personas tienen más dificultades de comunicación que otras y les cuesta expresar lo que necesitan. Para facilitar la proposición de sugerencias puedes habilitar nuevos canales para hacerlas incluso de manera anónima.

Otras formas de cumplir la ley y ayudar a personas con discapacidad: contratar a un CEE

Además de la contratación directa de personas con discapacidad, existen otras formas de cumplir con la reserva legal que hemos citado anteriormente, como la contratación de un Centro Especial de Empleo.

Un Centro Especial de Empleo como Elkar Integración te puede prestar servicios tan importantes como

  • Outsourcing laboral. Incluye tareas como: elaboración de nóminas, preparación de contratos de trabajo o altas y bajas en la Seguridad Social.
  • Outsourcing legal. Incluye: creación de sociedades mercantiles, redacción de actas o legalización de libros.
  • Outsourcing compliance. Con este servicio sabrás si estás al día de todas tus obligaciones legales.
  • Servicios SAPs CEE. Con el Servicio de Ajuste Persona y Social se ayuda a cualquier Centro Especial de Empleo a planificar y gestionar sus obligaciones recurrentes.

Tal y como has visto existen muchas formas de contribuir a la integración de las personas con discapacidad en el trabajo y todos podemos aportar un granito de arena para lograr la igualdad.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Compartir:

Deja un comentario